Estamos agradecidos por la expansion a una ciudad que enfrentó desafíos significativos el año pasado al ver destruídas varias casas e iglesias. Tomando las cosas en sus manos, nuestro dedicado equipo local ha tomado la iniciativa de contratar a un supervisor para apoyar a la comunidad entre los periodos de capacitación. John, un residente de una ciudad cercana dio un paso al frente para guiar a los pastores y evangelistas en una ciudad que enfrenta persecusión. Está encargado de proveer ayuda spiritual y pastoral, ofreciendo ánimo y fomentando un sentido de resiliencia comunitaria. Estamos agradecidos por el compromiso de John y el equipo local para ayudar a los necesitados y confiados de que su presencia hará una diferencia significativa en las vidas de aquellos a quienes sirven.